• En el contexto de la educación continua, se hace necesario vislumbrar nuevas posibilidades formativas que permitan a los profesores adquirir herramientas conceptuales y procedimentales que posibiliten producir cambios en sus prácticas educativas cotidianas, dando cuenta así, de los nuevos y diversos requerimientos que el mundo actual hace a profesores, profesoras y estudiantes.

    En este escenario, se presenta la educación geográfica como un área de importantes transformaciones teóricas y de nuevas propuestas para el abordamiento de los contenidos y temáticas en el aula, permitiendo la instalación de herramientas que promuevan la comprensión de fenómenos y problemáticas actuales, que emergen desde perspectivas políticas, económicas y culturales, entre otras. Así, la invitación que la educación geográfica hace a los docentes de los diversos contextos educativos se relaciona con aportar una perspectiva que les permita mirar el aula como un espacio que es parte de una construcción espacial inserta en contextos complejos, dinámicos y en permanente transformación.

    Lo anterior permite releer el currículum escolar nacional y otorgarle nuevos sentidos que estén en concordancia con la dinámica histórica de la cual son parte, movilizando procesos de enseñanza-aprendizaje que permitan la adquisición de nuevas perspectivas de reflexión y análisis de la realidad socio-espacial.